Empleados de Wal-Mart y simpatizantes protestaron en varias tiendas en Estados Unidos en demanda de mejores salarios, prestaciones y trato a la cadena de tiendas más grande del mundo.

Pero los esfuerzos del jueves y viernes parecieron hacer muy poco por ahuyentar a los clientes y la empresa informó que ha sido su mejor Viernes Negro.

Un grupo llamado OUR Walmart, que es respaldado por sindicatos, dijo que se organizaron unas 1.000 protestas en 46 estados. El número exacto no está claro. Wal-Mart Stores Inc. ha rechazado el cálculo, al indicar que el sindicato exageró la cantidad y que en las protestas participaron pocos de sus empleados.

Está planeado que las protestas y marchas culminen en el fin de semana clave de las compras de fin de año.