El rey Juan Carlos de España llegó esta tarde a un hospital de Madrid para ser intervenido quirúrgicamente en la cadera izquierda, donde se le implantará una prótesis para resolver los problemas de desgaste que sufre la articulación como consecuencia de la artrosis.

"Hoy sí que voy al taller", bromeó el monarca al llegar al Hospital San José, tras bajar la ventanilla de su vehículo para saludar a los numerosos informadores que le aguardaban.

Fuentes hospitalarias señalaron que la operación comenzará hacia las 20.00 hora local (19.00 GMT), un día después de que le sometieran a las últimas pruebas médicas preoperatorias, en concreto una densitometría ósea.

El equipo médico tiene previsto hacer público un comunicado sobre el resultado de la operación y no se descarta que algún miembro de la Familia Real acuda esta misma noche al centro sanitario para visitar al monarca.

El jefe del Estado español anunció que iba a operarse de nuevo de la cadera durante la reciente Cumbre Iberoamericana de Cádiz, celebrada el 16 y 17 de noviembre.

Se trata de su tercera operación en la cadera, y la sexta intervención quirúrgica a la que tiene que someterse en los últimos dos años y medio, la mayoría de carácter traumatológico, derivadas de accidentes o problemas relacionados con el desgaste óseo.

Con la de hoy, el jefe de Estado español habrá entrado a lo largo de su vida en el quirófano en once ocasiones.

Han pasado siete meses desde la última operación del monarca, el pasado 27 de abril, en el mismo hospital San José, para reducir una luxación en la cadera derecha provocada por un mal movimiento tras una reunión que había mantenido en el Palacio de la Zarzuela con el ministro emiratí de Asuntos Exteriores, jeque Abdullah bin Zayed al Nahyan.

La lesión se localizaba en la misma parte de la cadera que se había fracturado fortuitamente, durante un viaje privado a Botsuana para participar en una cacería de elefantes, y de la que tuvo que ser intervenido pocos días antes, el 14 de abril.