El primer ministro británico, David Cameron, consideró insuficientes los progresos que plantea la nueva propuesta para el presupuesto comunitario 2014-2020 presentada anoche por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y subrayó que hace falta un "recorte razonable".

"No creo que hasta ahora haya habido suficientes avances. Hay un problema, ya que no ha habido suficiente progreso en las propuestas de recortes o en gasto adicional", dijo Cameron hoy a su llegada al segundo día de cumbre europea.

El mandatario británico señaló además que "no es el momento de hacer pequeños ajustes, ni de mover el dinero de una parte del presupuesto a otra" y que lo que hace falta es "un recorte del gasto razonable", que es lo que está ocurriendo en Reino Unido y "lo que tiene que pasar aquí".