Un atentado suicida con un coche-bomba causó el viernes la muerte a dos personas y heridas a unas 60 en el oriente de Afganistán, informaron las autoridades.

El vocero del Talibán, Zabiula Mujahid, se adjudicó la responsabilidad en un comunicado. Dijo que fue en respuesta a la ejecución reciente de cuatro talibanes detenidos en el principal centro de reclusión del gobierno afgano en la capital, Kabul.

Los cuatro fueron hallados culpables y condenados a muerte por la justicia afgana debido a diversos delitos, incluidos homicidio, violación, secuestro, robo y crueldad contra niños. El Talibán censuró las ejecuciones en la horca por considerar que sus correligionarios eran prisioneros de guerra encarcelados injustamente.

El portavoz de la provincia de Wardak, Shahidula Shahid, dijo que el ataque fue perpetrado poco antes de las 7:30 horas en una calle donde se encuentra una oficina de coordinación de las fuerzas internacionales y afganas. Indicó que al menos dos personas murieron y 60 más resultaron heridas.

El Talibán dijo que dos suicidas participaron en el ataque en Maidan Shahr, capital de Wardak. El grupo insurgente afirmó que los dos atacantes mataron a decenas de soldados afganos e internacionales, aunque acostumbra exagerar el número de víctimas de sus atentados.

Las fuerzas afganas e internacionales colaboran para desterrar a los insurgentes de la provincia de Wardak y evitar que se desplacen al norte hacia Kabul. La tropa internacional tiene previsto entregar la responsabilidad de la seguridad en el país a las fuerzas locales para finales de 2014.