El piloto alemán de Fórmula Uno Sebastian Vettel saldrá a por todas en la última carrera de la competición en la ciudad brasileña de Sao Paulo este domingo y tiene intención de luchar para ganar la prueba, después de que su escudería Red Bull se adjudicara ya el mundial de constructores.

"Trataremos de lograr lo mas óptimo. Eso quiere decir: si podemos ganar, lo vamos a intentar", afirma Vettel, que aspira a adjudicarse su tercer título mundial consecutivo, en declaraciones hoy al tabloide Bild.

Añade que "solo nos concentramos en nosotros, todo lo demás no está en nuestra mano", sin mostrar preocupación alguna por lo que haga su mas inmediato perseguidor y el único que puede arrebatarle el campeonato, el español Fernando Alonso con Ferrari.

"No tengo preocupación alguna. Tenemos la oportunidad de ganar el campeonato. Así que hay mucho positivo si hablamos del (próximo) fin de semana", comenta el piloto alemán de 25 años.

El doble campeón mundial rechaza así posibles influencias negativas en la última prueba como una jornada lluviosa o un nuevo fallo en el alternador de su bólido, componente que ya ha provocado abandonos en el pasado.

Sin embargo reconoce que "antes de llegar al momento de la concesión de puntos hay mucho que hacer. Como todos los fines de semana, debemos hacer nuestros deberes antes de llegar al momento de iniciar la carrera".