Uruguay inauguró hoy en Montevideo su primera Bienal internacional de arte, que cuenta con las obras de medio centenar de artistas contemporáneos provenientes de 25 países y que tiene la intención de averiguar si existe una estética artística en "El Gran Sur".

Según explicó a Efe el curador de la Bienal, el alemán Alfons Hug, la gran exposición, que podrá disfrutarse hasta el 30 de marzo del año próximo, recoge diferentes esculturas, pinturas, fotografías y vídeos sobre la producción cultural, las costumbres, la política y la sociedad de la región.

Entre las obras que forman parte de la Bienal destaca la propuesta "Un gabinete de las máquinas del capital", del artista estadounidense Mark Dion y que consiste en una instalación integrada por objetos del Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU), donde se exhibirá parte de la muestra.

En la pieza se pueden contemplar antiguos billetes, documentos históricos, libros, aparatos como máquinas de escribir, bicicletas, muebles y diverso material de oficina.

En ese sentido, el curador apuntó que se trata de "grandes espacios y obras creadas específicamente para esta Bienal".

Otra de las creaciones que sorprendió a los primeros visitantes fue el spot creado por el artista uruguayo Martín Sastre que anuncia un supuesto perfume creado con las flores de la chacra (granja) del presidente uruguayo, José Mujica.

Además de estas obras, los visitantes podrán ver las creaciones de artistas como la afgana Liba Abdul, el uruguayo Javier Abreu, la china Chen-Chieh-Jen, el español Olmo Blanco y el Ghanés El Anatsui, entre otros.

Esta bienal se realiza en cuatro sedes del BROU, entre las que se encuentra el edificio Atarazana, la construcción más antigua de Montevideo, además de la iglesia de San Francisco de Asís.