Una pintura satírica sobre la candidata conservadora a la Presidencia de Corea del Sur, Park Geun-hye, hija del fallecido dictador Park Chung-hee, ha despertado una fuerte polémica en el país en torno a la libertad de expresión y la explotación política del arte.

"Retrato de la Reforma", exhibido en el Museo de la Paz de Seúl y ampliamente difundido en el país a través de los medios digitales, muestra a Park Geun-hye dando a luz a un bebé con gafas de sol y aspecto similar al dictador, que gobernó Corea del Sur con mano de hierro bajo un régimen militar en las décadas de los 60 y los 70.

El partido Saenuri, al que también pertenece el actual presidente surcoreano, Lee Myung-bak, denunció que la caricatura abusa del derecho a la libertad de expresión al tener como objetivo dañar la imagen de su candidata y líder a escasas semanas de las elecciones presidenciales, que tendrán lugar el 19 de diciembre.

Saenuri también anunció esta semana que estudia emprender acciones legales contra el autor del cuadro, Hong Sung-dam, que podrían incluir una solicitud al Tribunal Constitucional de Corea para que revise el caso.

El pintor, miembro del movimiento artístico progresista surcoreano Minjung, alegó que su obra tiene como objetivo despertar la conciencia social ante la amenaza del autoritarismo y remarcó que la sátira es una forma legítima de arte.

La pintura de Hong aparentemente sugiere que Park Geun-hye restablecerá, en caso de ganar las elecciones, las políticas autoritarias del dictador Park Chung-hee, en cuyo mandato se produjeron graves violaciones de los derechos humanos.

Park Geun-hye se presenta como aspirante conservadora a la presidencia de Corea del Sur por el partido gobernante Saenuri para las elecciones del 19 de diciembre, mientras en la oposición progresista dos políticos, Moon Jae-in y Ahn Cheol-soo, negocian estos días la creación de una candidatura única.