El Gobierno paraguayo informó hoy que está intentando "aislar" una zona del departamento meridional de Misiones donde se ha detectado la presencia del caracol gigante africano, una de las plagas más dañinas para la agricultura.

En un comunicado, el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal (Senave), dijo que su prioridad es lanzar campañas de difusión para prevenir la dispersión del caracol y "disminuir los niveles poblacionales de la plaga", para mitigar los daños que pueda ocasionar a la agricultura.

"La intención es aprovechar la ventaja que representa el haber detectado en forma temprana la plaga, atendiendo que no tiene mucha movilidad", dijo el responsable.

El Senave pretende "aislar la zona y combatir al caracol en forma mecánica para disminuir su población", añadió.

El caracol Achatina fulica es un molusco terrestre que está considerado una de las cien plagas más perjudiciales del mundo.

Ha sido detectado en controles efectuados en septiembre pasado en el distrito de Ayolas (Misiones), donde se capturaron tanto especímenes adultos como huevos, según el comunicado.

Según explicó la Dirección de Protección Vegetal, el caracol tiene "un gran potencial de dispersión debido a su alta plasticidad ante variables ambientales y su elevada tasa reproductiva" y un gran impacto en la biodiversidad, pues compite y desplaza a los otros caracoles de su hábitat natural.

La plaga puede ocasionar daños en cultivos como maíz, naranja, limón, algodón, plátano, cítricos, lechuga, melón, piña o mandioca, y también transmitir enfermedades a las personas tanto por contacto con el molusco como por el consumo de alimentos infectados con los parásitos que porta.