Más de un centenar de artistas de todo el mundo, entre ellos España, vestirán desde hoy de imagen, luz y color la noche de Sao Paulo en la tercera edición de la Vídeo Guerrilla, iniciativa que cubrirá con proyecciones gigantes las fachadas de una de las calles emblemáticas de la ciudad.

El evento consiste en proyectar trabajos de vídeo-arte, fotografía y animación, entre otras disciplinas del audiovisual, en catorce fachadas de la icónica Rua Augusta de Sao Paulo.

Los artistas buscan crear una suerte de coreografía de imagen que convierta en una galería al aire libre una de las calles más bohemias de la ciudad.

La intervención artística será llevada a cabo de forma colectiva por creadores de Brasil y países como España, Rusia, Cuba, Perú, Argentina, México, Colombia, China, Alemania, Francia y Canadá, entre otros.

La directora barcelonesa Francesca Llopis, especialista en vídeo-arte, será una de las artistas invitadas en el evento, que arranca hoy y se prolonga hasta el sábado.

El objetivo de la iniciativa es "promover el intercambio artístico, cultural y profesional", según un comunicado de los organizadores.

El año pasado las megaproyecciones de Vídeo Guerrilla fueron reconocidas como la mejor iniciativa cultural de artes visuales de la Asociación Paulista de Críticos de Artes (APCA).

Además, la cita, que tiene lugar en una arteria que desemboca en el deteriorado centro de Sao Paulo, busca fomentar el debate sobre la revitalización de los espacios degradados.

Los organizadores tienen el objetivo de que el evento se convierta en una actividad de carácter itinerante y el próximo año pase a ocupar los famosos Arcos de Lapa, en Río de Janeiro y el Complejo Cultural de la República, en Brasilia.