Los servicios secretos de Sudán han abortado un complot supuestamente llevado a cabo por militares y civiles opositores que pretendía "desestabilizar e instigar el caos" en el país, anunciaron las autoridades en un comunicado.

Los servicios de inteligencia detuvieron a varias personas implicadas en esta trama y las pusieron a disposición de las autoridades, que las han comenzado a interrogar, según la nota, que no ofreció más detalles.

Varios medios de comunicación locales afirmaron que hoy se vieron tanques del Ejército sudanés en las entradas de los principales puentes de Jartum, pero testigos presenciales dijeron a Efe que no hay cambios relacionados con la seguridad en la capital.

En los últimos días distintos políticos sudaneses han denunciado un intento de golpe de Estado contra el presidente del país, Omar al Bachir, pero el gobernante Partido del Congreso Nacional ha negado tales informaciones.

Sudán ha sido escenario este año de protestas en distintas ciudades contra la subida de los precios y a favor de la restauración del sistema democrático en un país que ha estado gobernado por Al Bachir desde que en 1989 alcanzara el poder mediante un golpe de Estado.