Cuatro ciudadanos chinos secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2011 fueron liberados en el departamento de Caquetá (suroeste del país), confirmó hoy a Efe el jefe de prensa de la Policía Nacional, Alberto Cantillo.

Los chinos, contratistas de la empresa petrolera Esmerald Energy, se encuentran aparentemente bien de salud y serán trasladados hoy a Bogotá después de haber pasado la noche en San Vicente de Caguán, en el selvático sur de Colombia.

Se trata de tres ingenieros y de un traductor, los cuales fueron secuestrados el 8 de junio de 2011.

Estos ciudadanos fueron entregados por la guerrilla a personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) el miércoles por la noche en una zona rural a unos 20 kilómetros de San Vicente del Caguán.

La liberación de estos ciudadanos chinos es una buena señal para el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC que arrancó el pasado lunes, 19 de noviembre, en Cuba.

El pasado febrero, las FARC pusieron en libertad a los últimos policías y militares que tenían en su poder y anunciaron que renunciaban al secuestro como herramienta de financiación de su lucha armada.

Desde que se hizo público el proceso de paz, el pasado 26 de agosto, la sociedad clama a esta guerrilla que ponga en libertad a todos sus secuestrados.