Tres líderes de los grupos islamistas palestinos Hamás y Yihad Islámica transmitieron hoy por teléfono al presidente de la ANP y líder de Al Fatah, Mahmud Abás, su apoyo a la demanda en la ONU del reconocimiento de Palestina como Estado observador el próximo día 29, según la agencia oficial "Wafa".

El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, telefoneó hoy a Abás para informarle de la situación en la franja, tras el alto el fuego acordado ayer entre Israel y las milicias palestinas para poner fin a ocho días de ofensiva, que dejaron 164 muertos palestinos y seis israelíes.

Abás también recibió llamadas de otro destacado dirigente de Hamás, el vicepresidente del Parlamento Ahmad Bahr, y del líder de la Yihad Islámica, Mohamed al Hindi, con quienes abordó la actualidad de la franja, según "Wafa", agencia oficial de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El presidente de la ANP alabó la firmeza del pueblo palestino frente al ataque israelí y reiteró la necesidad de alcanzar un acuerdo de unidad nacional entre las distintas facciones que ponga fin a la existencia de dos gobiernos paralelos de facto: uno en Gaza, de Hamás, y otro en Cisjordania, vertebrado por Al Fatah, agregó.

El próximo día 29 la Asamblea General de la ONU votará una propuesta de Abás para el reconocimiento de Palestina como Estado observador.

A diferencia del año pasado, cuando el Consejo de Seguridad rechazó la demanda de reconocimiento de Palestina como Estado de pleno derecho, el "sí" de la Asamblea se da casi por descontado en esta ocasión.

Palestina obtendría un estatus similar al del Vaticano, que le permitiría el acceso a varias agencias de Naciones Unidas y a tribunales internacionales como la Corte Penal Internacional.

De confirmarse la información de la agencia oficial de la ANP, sería la primera vez que Hamás y la Yihad Islámica apoyan las iniciativas de Abás en la ONU.

El recurso al Consejo de Seguridad el pasado año fue duramente criticado por las milicias y la iniciativa ante la Asamblea fue calificada a finales del pasado septiembre por Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás, de "paso en solitario" que "no tendrá ninguna repercusión política o sobre el terreno".

El Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, estudia diversas medidas de represalia contra los palestinos en caso de que los estos finalmente acudan a la ONU.

Ayer, en el encuentro que mantuvieron en la ciudad cisjordana de Ramala, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, pidió de nuevo a Abás que dé marcha atrás en su iniciativa, propuesta que este no aceptó, según informó entonces "Wafa".