El uruguayo José Mujica, considerado por algunos "el presidente más pobre del mundo" por su austera forma de vida, es la inspiración de un perfume exclusivo que el artista Martín Sastre pretende crear con las flores que cultiva el mandatario y que atesoran, asegura, "la esencia del auténtico lujo".

Este atípico proyecto, que como reconoce el artista uruguayo ha pillado por sorpresa al presidente y a su entorno inmediato, que todavía no han dado el visto bueno a la iniciativa, forma parte de la propuesta que Sastre presentará en la primera Bienal de Montevideo, que arranca este jueves en la capital uruguaya.

Sastre, artista audiovisual y director de cine nacido en Montevideo en 1976 y que reside en Madrid, dijo en una entrevista con Efe que la idea detrás del perfume es reflexionar sobre los conceptos del "lujo" y la "esencia", así como reconocer a Mujica como "icono global por su filosofía de vida".

La inspiración para el perfume surgió a raíz de las informaciones de la prensa internacional que dan cuenta de la humilde forma de vida del veterano presidente, de 77 años.

Mujica, un exguerrillero tupamaro que pasó catorce años preso, la mayoría durante la dictadura uruguaya (1973-1985) y algunos en duras condiciones, vive en una pequeña chacra (granja) a las afueras de Montevideo junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky.

Allí cultiva flores y hortalizas que vende en los mercados locales.

Según su última declaración jurada, de abril pasado, su patrimonio y el de su esposa ascienden a 4,2 millones de pesos (unos 212.000 dólares o 165.180 euros) e incluye tres terrenos, tres tractores y dos coches de 1987.

El gobernante dona cerca del 90% de su sueldo presidencial, de unos 12.000 dólares mensuales (unos 9.300 dólares), a la construcción de viviendas sociales.

Cuando no está realizando labores de Gobierno, el jefe de Estado va sin chófer en su automóvil y realiza sus propios recados en el barrio, al tiempo que es común verle comiendo en restaurantes populares con sus colaboradores en el entorno de la sede del Gobierno, en el centro de Montevideo.

"Si tengo pocas cosas, necesito poco para sostenerlas. Por lo tanto, mi tiempo de trabajo que dedico es el mínimo. ¿Y para qué me queda tiempo? Para gastarlo en las cosas que a mí me gustan. En ese momento creo que soy libre", dijo recientemente en una entrevista con la BBC en la que explicaba el porqué de su austeridad.

Sastre estimó que considerado así, un presidente como Mujica "es un verdadero lujo" ya que en el fondo él es el más rico porque "es el que más comparte".

"¿Qué es realmente el lujo?. ¿Qué es realmente ser pobre?. El presidente más pobre es el más rico. ¿Porqué no un perfume, símbolo del lujo, cuando lo que él hace es cultivar flores? Además, perfume también remite a esencia, entendida como lo que es esencial", razonó.

La fragancia, bautizada "U from Uruguay", solo cuenta de momento con un anuncio publicitario que se difundirá en la Bienal, a la que asisten medio centenar de artistas de 25 países

El anuncio televisivo juega con "el lenguaje del lujo y sus conceptos" para presentar algo que tiene "un fin social".

Fuentes de la Presidencia consultadas por Efe admitieron que Sastre les ha contactado y explicado la propuesta pero aclararon que están analizando qué hacer con ella.

De concretarse el proyecto, la fragancia del "Pepe" (como se conoce popularmente al mandatario) se vendería a través de fundaciones públicas para recaudar dinero y crear un fondo de fomento de la producción artística.

"Lo vanguardista de la propuesta es que toma el lenguaje del capitalismo y del sistema, que no funciona, para darle vuelta y hacer algo con un fin que es incuestionablemente positivo", apuntó Sastre.

Consultado sobre cómo sería un perfume realizado con las flores del presidente, razonó que "debería ser algo fresco y que tenga mucho que ver con la tierra".

También reconoció que existen dudas sobre si el propio gobernante, reconocido por su desapego a las modas y las convenciones y que nunca lleva corbata, usaría la fragancia.

"Hay cosas mas importantes para criticar a un presidente que si usa o no usa perfume. Mujica y su mujer son personas que se ponen las botas y trabajan en el campo. Y la gente decidió que fuesen el presidente y la senadora más votada del país. Criticar eso sería criticar a la gran mayoría de la gente que los votó", concluyó.

HASH(0x94e147c)

Álvaro Mellizo