El papa Benedicto XVI recibió hoy en el Vaticano al presidente de Haití, Michel Joseph Martelly, con quien analizó la contribución de la Iglesia a ese país, especialmente durante el terremoto que afectó a esa nación en 2010 y en la fase de reconstrucción del país, informó el Vaticano.

Benedicto XVI y Martelly se reunieron en la Biblioteca privada del pontífice y la audiencia se desarrolló en un clima de "cordialidad" y durante la misma se constató "las buenas relaciones entre la Santa Sede y el estado de Haití".

"Durante el coloquio también se ha recordado la contribución de la Iglesia, mediante sus instituciones educativas, sociales y caritativas, especialmente durante el terremoto que afectó al pueblo de Haití y en la fase de reconstrucción del país", subrayó el Vaticano en un comunicado.

Asimismo, el papa y Martelly subrayaron la importancia de proseguir la colaboración en pro del desarrollo de la sociedad haitiana.

Tras la audiencia, el mandatario haitiano se reunió con el Secretario de Estado ("primer ministro") de la Santa Sede, el cardenal Tarcisio Bertone, y el "ministro de Exteriores", el arzobispo Dominique Mamberti.