Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Perú, Ollanta Humala, pasarán revista a temas de defensa, comercio, cultura y asuntos fronterizos, entre otros, durante el VI encuentro conjunto de sus gabinetes de ministros que se celebrará este viernes en la ciudad ecuatoriana de Cuenca.

Además, ambos gobernantes, analizarán propuestas para mejorar el nivel de vida de los habitantes en la frontera común y prevén aprobar un mecanismo que permita dar seguimiento a los acuerdos alcanzados en este tipo de reuniones.

Asimismo, prevén suscribir una Declaración Conjunta sobre el Golfo de Guayaquil como una "bahía histórica", que busca fomentar la cooperación binacional en favor de las poblaciones ribereñas y para la conservación de sus recursos naturales.

Al respecto, el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, indicó hoy que se presentará a los dos mandatarios "un encargo sobre la declaración del Golfo de Guayaquil" que comparten "como bahía histórica y, por lo tanto, de las aguas del golfo como zonas interiores a los dos países".

El canciller peruano recordó que las acciones llevadas adelante sobre este tema "forman parte de los desarrollos que se están realizando, a partir de los acuerdos de paz de 1998 y también del acuerdo de límites firmado en el 2011".

Se refirió al acuerdo definitivo de paz y límites que Ecuador y Perú suscribieron en octubre de 1998 y que puso fin a la disputa de un sector que hasta entonces no estaba bien demarcado en la frontera amazónica.

Asimismo, en mayo del año pasado, el Gobierno peruano ratificó un acuerdo con Ecuador que reconoce un paralelo geográfico como límite marítimo entre ambas naciones, en atención a la existencia de islas en el área adyacente a la frontera terrestre común.

Dicho acuerdo también establece las bases para el desarrollo de acciones conjuntas para el reconocimiento del Golfo de Guayaquil como "bahía histórica" y contempla un área marítima de aguas interiores bajo la soberanía de cada uno de los países.

La Cancillería ecuatoriana precisó que el encuentro entre Correa y Humala se sustentará en cuatro ejes temáticos: seguridad y defensa, infraestructura y conectividad, asuntos productivos, ambientales y comerciales; y agenda social y cultural.

Promover el desarrollo y elevar el nivel de vida de los habitantes de la región fronteriza, a través de la ampliación y mejoramiento de la cobertura de servicios básicos, es otra de las metas que se prevé alcanzar durante la cita, a la que acudirán unos 40 ministros de ambos países.

Para dar seguimiento a ese tipo de proyectos en la frontera, en la reunión de Cuenca se prevé "institucionalizar" canales de comunicación entre las entidades responsables de aplicar dichos planes.

El último encuentro de este tipo tuvo lugar en febrero en la localidad peruana de Chiclayo y concluyó con la suscripción de la agenda que guiará las relaciones entre los dos países durante los próximos cinco años.

En esa reunión los presidentes acordaron, entre otras cosas, fortalecer las redes binacionales de salud y la cooperación científica, y la mejora de la infraestructura de la frontera.

Este tipo de reuniones entre presidentes, con sus equipos de Gobierno, forman parte de un mecanismo para fortalecer la relación bilateral que fue impulsado por Correa y el antecesor de Humala, Alan García.

El mandatario ecuatoriano también mantiene este tipo de reuniones periódicas con su colega venezolano, Hugo Chávez, y en diciembre próximo lo hará con el colombiano, Juan Manuel Santos.