El Gobierno de Chipre ha acordado hoy un rescate financiero con el Fondo Monetario Internacional y con la Unión Europea, según informaron medios locales que lo cifran en 17.500 millones de euros.

Según el canal Sigma, el acuerdo se cerró hoy poco después de las 18.00 GMT y los detalles se conocerán a principios de diciembre, aunque varios medios chipriotas hablan de que al menos 10.000 millones de euros se dedicarán a sanear el sector financiero.

Entre los aspectos del acuerdo filtrados por ese canal se menciona que Nicosia y la troika que forman el FMI, el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea han pactado que la empresa estatal de telecomunicaciones no sea privatizada a menos que la situación de la deuda empeore.

La privatización de empresas públicas y la exigencia de la troika de que Chipre reserve para pagar la deuda parte de futuros ingresos por la explotación de yacimientos de gas eran dos de los aspectos que habían estado bloqueando el acuerdo.

Respecto al gas, los medios locales indican que no se ha llegado aún a una solución pero que el Gobierno busca fórmulas para salvaguardar la soberanía de Chipre al respecto.

Esta misma mañana, el presidente del país mediterráneo, Dimitris Christofias, anunció que se estaba muy cerca de un acuerdo ya que sólo quedaban abiertas algunas cuestiones.

Chipre solicitó el pasado 25 junio ayuda a sus socios de la zona euro para hacer frente a sus problemas financieros y la debilidad de un sector bancario muy expuesto a la crisis de Grecia.