El técnico español Rafa Benítez, que ha firmado con el Chelsea hasta final de temporada, afirmó hoy en su presentación en Stamford Bridge que no descarta asentarse en el banquillo "blue" si el equipo levanta títulos a sus órdenes.

"Ganar partidos es una garantía para todo. Al final de la temporada veremos qué ocurre, en el fútbol nunca se sabe. Si en siete meses ganamos algunos títulos todo el mundo estará encantado", sostuvo el madrileño, entrenador interino del conjunto londinense tras la destitución ayer del italiano Roberto Di Matteo.

El preparador español, de 52 años, subrayó que en los casi dos años que lleva sin entrenar ha rechazado numerosas ofertas a la espera de una adecuada: "No analicé cuántos meses de contrato me ofrecían, solo si tendría a la plantilla adecuada y podría aspirar a títulos".