El escolta Andre Iguodala logró 18 puntos y nueve rebotes que ayudaron a los Nuggets de Denver a ganar a domicilio por 94-101 a los Timberwolves de Minnesota, que tuvieron el debut del ala-pívot Kevin Love en la nueva temporada.

Además de Iguodala, en el ataque participó el líder encestador, el alero italiano Danilo Gallinari, que aportó 19 tantos para los Nuggets (6-6), que ganaron el segundo partido consecutivo.

El base Ty Lawson también encestó 18 y el ala-pívot Kenneth Faried dominó en el juego bajo los aros al capturar 14 rebotes que ayudaron al triunfo de los Nuggets.

El equipo de Denver mejoró su marca a 4-5 en partidos celebrados fuera de su campo, en lo que va de temporada.

Por los Timberwolves (5-5) el líder fue Love, que comenzó de forma brillante al conseguir un doble-doble de 34 puntos y 14 rebotes.

Love disputó su primer partido de la campaña al estar de baja por la fractura de la mano derecha que sufrió durante la pretemporada, aunque destacó con su aportación individual, el equipo se descompensó ya que jugadores como el alero ruso Andrei Kirilenko perdió protagonismo en el ataque y los Timberwolves lo notaron.

El base puertorriqueño José Juan Barea, otro de los jugadores lesionados que también volvieron a la competición con los Timberwolves, consiguió 12 puntos en 20 minutos que disputó.

Barea anotó 4 de 12 tiros de campo, incluidos 4 de 7 triples, logró cuatro rebotes, tres asistencias y recuperó un balón.