La novena Reunión de Ministros de Justicia de las Américas (REMJA) se celebrará en Quito el 28 y 29 de noviembre y tendrá como ejes centrales los avances regionales en el "acceso a la justicia y la cooperación jurídica", informó hoy la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ya han confirmado su participación en el encuentro el presidente de Ecuador, Rafael Correa; el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; y la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Culto de Ecuador, Johana Farina Pesántez Benítez.

El REMJA es el mecanismo de cooperación hemisférica en materia de justicia y cooperación jurídica internacional que se desarrolla en el marco de la OEA, y en él participan los ministros de Justicia, procuradores y fiscales generales de las Américas con responsabilidades en estas materias.

Insulza aseguró que en Quito se abrirá "un diálogo sobre cómo ha evolucionado la aplicación del derecho en la región tanto en el plano penal como en el derecho privado".

Se buscará, además, "profundizar en los temas de acceso a la justicia y los mecanismos alternativos de solución de controversias".

El organismo hemisférico anunció que se aprovechará la cita ecuatoriana para analizar los logros alcanzados en relación con la Red Hemisférica de Cooperación Jurídica en Materia Penal y su componente adicional de videoconferencia segura.

Los jefes de delegación debatirán los resultados del programa de capacitación para fortalecer la cooperación jurídica contra el delito cibernético; y también analizarán la situación de las políticas penitenciarias que se practican en la región.

Entre ellos, el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales, que se inició en 2007 y en la actualidad la OEA implementa en seis países de la región: Argentina, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Honduras.

El objetivo principal de las REMJA es consolidar el Estado de Derecho en la región a través del fortalecimiento de los mecanismos para el acceso a la justicia y la cooperación jurídica internacional, mediante el intercambio de información y experiencias, la coordinación de políticas públicas y la creación de instituciones y procesos de cooperación efectivos.

La primera reunión de los ministros de Justicia de las Américas tuvo lugar en Buenos Aires en diciembre de 1997 y la última en Brasilia en 2010.