Un adolescente del sur de la Florida acusado de matar de un tiro a una niña en un autobús escolar permanecerá en un centro de detención para jóvenes.

El acusado de 15 años renunció a su derecho a comparecer ante la justicia el miércoles por la mañana. The Associated Press no publica su identidad debido a que es menor de edad.

El informe policial dijo que el menor extrajo el martes una pistola de su mochila y empezó a exhibirla dentro del autobús. Después efectuó un disparo que hirió a Lourdes Guzmán, de 13 años, que murió al ser conducida a un hospital.

Se acusa al muchacho de homicidio y de portar un arma oculta. Una vocera policial dijo que "parece haber sido un accidente".

La madre de la víctima dijo en una declaración que Jina, como era conocida la niña por amigos y familiares, era una pequeña "vivaz, amorosa, feliz".