Yo esperaba a mi revancha con Juan Manuel Márquez. Nuestra primera pelea fue muy emocionante y aunque tardo unos años para que Márquez por fin aceptara una revancha conmigo los aficionados tambien parecían felices de verla. La arena estaba electrica. Me inspiró.

Despues que logre un derribe temprano en la pelea, volví a mi esquina pensando que terminaría en la siguiente ronda. Freddie Roach me dijo: "lo tenemos justo donde lo queremos. Termínalo."

Bueno, yo no pude acabar con el en la siguiente ronda y cuando la pelea seguía pense 'Aquí vamos de nuevo'. Las habilidades magnificas de boxeo de Márquez y su excelente resistencia lo ayudaron a regresar a la pelea.

Despues de la octava ronda Freddie me dijo que la pelea se estaba volviendo demasiado cerca y que necesitábamos ganar las últimas cuatro rondas para evitar la decisión que tuvimos en la primera pelea.

"Dale Manny. Ligera el ritmo - dobla el ritmo. Tienes la mejor velocidad y poder. Es hora de utilizar todas tus armas".

Deje de dar contragolpes en las últimas cuatro y lo ataque constantemente. Manteniendome alejado de su mano derecha me ayudó con el puntaje.

Freddie tenía razón en su consejo y pense que fue una victoria absoluta para mí esa noche porque gane las últimas cuatro rondas.

Estaba tan feliz de ser campeón mundial otra vez. Es una noche que nunca olvidare.