La agencia de calificación de riesgo Moody's anunció hoy que mantiene la nota de Brasil en "Baa2" con tendencia positiva.

La perspectiva favorable se apoya principalmente en la reducción de los tipos de interés que se ha realizado de forma paulatina desde comienzos de 2011, además de otros factores como la mejoría de la estructura de la deuda y la expansión de la clase media, según un comunicado.

La bajada de los tipos, si se convierte en una tendencia permanente, podría tener un impacto positivo en las cuentas del Estado, ya que reduciría los esfuerzos que el país tiene que hacer para pagar los altos intereses de su deuda externa.

Moody's analizó que la lentitud de la recuperación denota "ciertas debilidades económicas", lo que incluye la escasa productividad en el sector manufacturero y los bajos niveles de inversión.

Si no se corrigen esos problemas, el crecimiento y la competitividad de Brasil podrían verse comprometidas en los próximos años, según la agencia Moody's, que otorgó a Brasil la nota "Baa2" en junio de 2011.