La canciller alemana, Angela Merkel, considera que un ligero aumento del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) puede ser la solución para incrementar la financiación del rescate de Grecia.

Un aumento de sus garantías en unos 10.000 millones de euros posibilitaría llevar adelante un programa para la recompra por parte de Atenas de su deuda soberana a bajo precio, dijo hoy Merkel ante los miembros del grupo parlamentario de la Unión (cristianodemócratas y socialcristianos bávaros CDU/CSU).

Fuentes del grupo parlamentario señalaron que la canciller planteó también como alternativa una bajada radical de los intereses que Grecia para pagar la compra de créditos.