El expresidente de Brasil Luis Inacio Lula da Silva aseguró hoy que África puede beneficiarse de la experiencia de Brasil en reducción del hambre y de sus proyectos de soberanía alimentaria.

"África podría aprender de naciones como Brasil en su lucha contra el hambre y por la seguridad alimentaria", indicó hoy Lula en una rueda de prensa en la sede de la Unión Africana (UA) en Adis Abeba.

"Podemos empezar a pensar que se puede frenar el hambre y la pobreza en cualquier país del mundo. En 8 años, en Brasil logramos sacar a 28 millones de personas de debajo del umbral de la pobreza, y 40 millones han pasado a ser clase media", apuntó Lula.

Tras una reunión con la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, y con el director de la Organización del a ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, Lula manifestó el apoyo del instituto que dirige al Porgrama de Desarrollo de Infraestructura en África (PIDA) de la UA.

"Es importante que los pequeños agricultores tenga acceso a créditos y tecnología. El éxito está garantizado. Tenemos que acabar de una vez por todas con la agricultura de subsistencia", agregó el exmandatario brasileño.

Está previsto que Lula se reúna hoy con el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, antes de continuar su viaje hacia la India.

En su periplo africano, Lula se ha reunido con el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, con representantes juveniles y sindicatos de ese país, con el máximo mandatario de Mozambique y con la comunidad empresarial mozambiqueña.

Esta noche, el ex jefe de Estado brasileño pondrá rumbo a la India y cerrará así su gira africana, que desde el pasado día 16 le ha llevado a Sudáfrica, Mozambique y Etiopía.

Uno de los asuntos tratados por Lula a lo largo del viaje es la organización de un congreso sobre soberanía alimentaria que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) realizaría en marzo de 2013 con la UA.

Esa cita será patrocinada por el instituto que dirige Lula, quien también ha pedido apoyo a los líderes de los países visitados para esa iniciativa, que apuntará a establecer una mejor coordinación de los programas contra el hambre en África.

Lula tenía previsto hacer este viaje el año pasado, pero debió interrumpirlo debido a que le fue diagnosticado un cáncer en la laringe, del que los médicos ya lo han declarado curado.