Los Steelers de Pittsburgh decidieron contratar al veterano receptor abierto Plaxico Burress para lo que resta de competición den la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), en la que se llevan disputadas 11 semanas de las 16 que conforman el calendario de competición.

Burress, de 35 años, jugó la temporada pasada con los Jets de Nueva York, tras pasar cerca de dos años en prisión por posesión ilegal de un arma de fuego.

El receptor abierto se perdió las temporadas del 2009 y 2010, pero a su regreso ayudó a los Jets con 45 recepciones y ocho "touchdowns".

Esta temporada no ha tenido equipo, pero ahora tratará de reforzar el cuadro de receptores de los Steelers, que cuenta con una serie de bajas importantes por lesión en esa posición de juego.

Burress, octava selección del sorteo universitario del 2000, pasó sus primeras cinco temporadas en los Steelers, antes de firmar como agente libre con los Giants de Nueva York en 2005.