Las ventas de automóviles en Estados Unidos y la producción de automóviles en Norteamérica se están recuperado con gran rapidez a pesar de la fragilidad económica y de los efectos negativos del huracán Sandy en octubre, según datos dados a conocer hoy.

Las firmas J.D. Power y LMC Automotive, que tienen acceso en tiempo real a las ventas efectuadas por más de 10.000 concesionarios en todo EE.UU., dijeron que las ventas de automóviles en noviembre serán de alrededor de un 12 % superiores a las del mismo mes de 2011.

Para el conjunto del año, los analistas calculan que se venderán 14,4 millones de automóviles y que en 2013 las ventas sumarán 15 millones de unidades.

Los datos positivos de J.D. Power sobre la mejora del mercado automovilístico se añaden al informe dado a conocer hoy por Equifax y que indican que de enero a agosto de este año el número de préstamos para la compra de automóviles han subido a niveles no alcanzados desde 2007.

Equifax dijo que el número total de préstamos iniciados en los nueve primeros meses de 2012 para la compra de automóviles fue de 14,6 millones, el mayor número desde 2007, antes de la crisis financiera de Estados Unidos, cuando ascendieron a 14,8 millones.

El saldo pendiente de préstamos para automóviles en el país, hasta octubre de 2012, era de 770.000 millones de dólares, un aumento del 11 % con respecto a su punto más bajo, alcanzado en abril de 2011.

El economista jefe de Equifax, Amy Crews-Cutts, dijo a través de un comunicado que "la reciente demanda sostenida de consumo de prestamos, financiación y compra de vehículos han impulsado el regreso de esta cartera a niveles anteriores a los de la recesión más rápidamente que ningún otro sector de préstamo".

La cifra media de un préstamo del automóvil en agosto de 2012 fue 19.492 dólares, la más alta en los últimos seis años y sólo superada por el récord histórico de 20.291 dólares en 2006, dos años antes de al crisis del sector.

Equifax también dijo que el número de préstamos financiados por bancos y otras instituciones financieras fue de 984.300 en agosto de 2012, la mayor cifra para un mes de agosto de los últimos siete años.

Con respecto a noviembre, el vicepresidente de operaciones globales del automóvil de J.D. Power, John Humphrey, dijo en un comunicado que "las ventas se han fortalecido cada semana en noviembre" y añadió que espera "unas ventas saludables en diciembre a medida que el sector sigue recuperándose de Sandy".

La única duda son las posibles consecuencias del "precipicio fiscal" al que se enfrenta Estados Unidos.

El vicepresidente de LMC Automotive, Jeff Schuster, dijo que "en los próximos seis meses se espera un ritmo sostenido de recuperación de las ventas de automóviles, excepto por la resaca de un abismo fiscal. Pero a medio plazo, está pendiente de una actividad económica y crecimiento más pronunciado".

De momento, la producción de vehículos en Norteamérica en los 10 primeros meses de 2012 ha sido un 20 % superior a la del año anterior. De enero a octubre, los fabricantes han producido 13,1 millones de unidades, el mismo nivel que en todo 2011.