La opositora birmana y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, ha sido nombrada nueva embajadora del Programa Conjunto de las Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) para combatir la discriminación, informan hoy los medios birmanos.

"Es un gran honor haber sido elegida como adalid de aquellas personas que viven en los márgenes de la sociedad y luchan cada día por mantener la dignidad y por derechos humanos básicos", manifestó Suu Kyi al director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, cuando fue a visitarla a la residencia que tiene alquilada en Naypyidaw para comunicarle el nombramiento, según el medio "The Irrawaddy".

"Quiero ser la voz de los que no tienen voz", añadió la mujer que vivió 15 años bajo arresto domiciliario por defender de manera pacífica la democracia y las libertades ante la dictadura militar que sometía su país.

El cometido de Suu Kyi como embajadora de ONUSIDA será trabajar para erradicar el estigma y la discriminación de las personas que portan o sufren el virus del sida.

La última junta militar en Birmania (Myanmar) se disolvió en 2011 y traspasó el poder a un gobierno civil que desde entonces acomete reformas celebradas por la comunidad internacional.

Suu Kyi ha pasado en estos meses de ser una opositora perseguida a dirigir un partido reconocido, ganar en las urnas un escaño parlamentario y efectuar su primer viaje al extranjero en 24 años.