Ted Cotrell, oficial de audiencias de apelación de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) rebajó la suspensión de un partido a una multa de 50.000 dólares para el safety free Ed Reed, de los Ravens de Baltimore, de acuerdo con la liga.

La NFL suspendió a Reed, un veterano de 11 años, por haber violado en tres ocasiones durante las últimas tres temporadas la regla que prohíbe los golpes casco a casco contra jugadores indefensos.

La sanción surgió del castigo que marcaron los árbitros el domingo, cuando Reed hizo contacto casco contra casco sobre el receptor de los Steelers de Pittsburgh, Emmanuel Sanders, en el triunfo de los Ravens por 13-10.

En una carta dirigida a Reed, Cotrell indica que: "He determinado que sus acciones fueron de gran impacto y merecen un castigo significativo".

Agrega que "sin embargo, no creo que el impacto haya sido tan grande para imponer una suspensión de un partido sin derecho a salario".

Cotrell indica que "la seguridad de los jugadores es la mayor preocupación de la NFL al establecer las reglas de competición, y se espera que los profesionales cumplan esos preceptos para no enfrentar acciones disciplinarias. Espero que en el futuro se enfoque en asegurar que su juego se apegue a las reglas" de la liga.