El pleno del Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy por más de cien votos de diferencia al conservador maltés Tonio Borg como nuevo comisario de europeo de Salud y Consumo, en sustitución de su compatriota John Dalli, apartado del Ejecutivo por presunto tráfico de influencias.

El voto en bloque del Partido Popular Europeo (PPE), el grupo mayoritario, así como el sí de los socialdemócratas alemanes, decantó la balanza en contra de los grupos de Izquierda y Liberales de la Eurocámara, que criticaron las tendencias ultraconservadoras del maltés en contra del aborto y la homosexualidad.

Borg consiguió 386 votos a favor, 281 en contra y 28 abstenciones.

El Consejo Europeo deberá también refrendar a Borg como comisario después de la luz verde del PE.

En su audiencia previa ante la Eurocámara, Borg enumeró sus prioridades como comisario y aseguró que la primera sería la finalización de la nueva directiva sobre los productos de tabaco, que fue la que llevó a dimitir a Dalli.

Dalli dimitió después de que la oficina antifraude europea (OLAF) concluyese que existían "indicios graves" de que estaba al corriente de que un empresario pedía dinero a compañías a cambio de influencia en la elaboración de esa norma.

"La directiva del tabaco no está muerta", afirmó Borg, que prometió tener el texto listo en enero.

El político maltés, hasta ahora ministro de Exteriores de su país, indicó que su preferencia es que sean los Estados miembros los que decidan sobre el empaquetado de los cigarrillos y las advertencias sobre la salud que contienen, uno de los puntos más polémicos de la reforma.

Por otra parte, defendió prohibir la clonación de animales para la alimentación, con lo que avanzó la que puede ser otra de las grandes batallas de su mandato.

Borg salió al paso este martes de las acusaciones de que poseía acciones de la compañía Imperial Tobacco y señaló que su inversión era escasa y a través de un fondo de inversiones maltés.

(Para más información del Parlamento Europeo www.euroefe.com)