La aviación siria bombardeó el miércoles suburbios de la capital Damasco y zonas en poder de los rebeldes en el norte del país, al tiempo que el gobierno censuraba a la Unión Europea por avalar una coalición opositora recién formada.

Los bombardeos hicieron impacto en varios suburbios al este de la capital y la ciudad norteña de Maaret al-Numan, una ruta clave de suministros que vincula Damasco con la ciudad de Alepo, dijeron dos grupos de activistas. Tanto el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos como los Comités Locales de Coordinación también reportaron hechos de violencia en otras partes del país.

La agencia noticiosa oficial SANA dijo que el ejército siguió persiguiendo a los "terroristas", como designa a los rebeldes, en el suburbio damasquino de Arbeen, donde causó bajas al enemigo. El informe agregó que también fue atacada una mezquita en el suburbio de Daraya.

El martes por la noche, una andanada de disparos de mortero cayó cerca de un parque en el vecindario de Abu Rumané, en Damasco, donde hirió por lo menos a tres personas, dijo la emisora de televisión progubernamental Al-Ijbariya.

El conflicto sirio comenzó en marzo del 2011 con un levantamiento contra el régimen del presidente Bashar Assad, inspirado por otras revueltas en el mundo árabe. La crisis se ha intensificado hasta convertirse en una guerra civil. Casi 40.000 personas han muerto en los 20 meses de la revuelta, según activistas.

El régimen de Assad culpa la revuelta a una conspiración extranjera y acusa a Arabia Saudí y Qatar, junto con Estados Unidos, otras naciones occidentales y Turquía, de financiar, entrenar y armar a los rebeldes.

El gobierno fustigó el miércoles a la Unión Europea por reconocer a la recientemente formada coalición opositora como voz legítima del pueblo sirio.

En un editorial de primera plana, el diario estatal Al-Thawra, vocero del gobierno, consideró que la coalición formada este mes es un bebé "deforme" y que "ninguna cirugía cosmética alcanza a dictar un pronóstico benigno para este monstruo".

Los 27 cancilleres de la UE reconocieron la coalición siria durante su reunión mensual esta semana.