Guatemala emprenderá una campaña diplomática en Estados Unidos para obtener un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para los más de 1,3 millones de guatemaltecos radicados en ese país, anunció hoy el presidente Otto Pérez Molina.

"Hemos nombrado un equipo que pueda trabajar allá" en Estados Unidos, encabezado por el vicecanciller Carlos Raúl Morales, precisó el mandatario a los periodistas.

El TPS es un mecanismo legal que otorga EE.UU. a inmigrantes de países víctimas de conflictos armados y desastres naturales para que se beneficien de un estatus migratorio que incluye el permiso laboral.

El Ministerio de Relaciones Exteriores "realiza sus mejores esfuerzos" ante las autoridades estadounidenses para lograr el TPS, una medida que, dijo Pérez Molina, aliviará la economía de las familias damnificadas por el terremoto de magnitud 7,2 que el pasado 7 de noviembre sacudió el país centroamericano.

El poderoso terremoto causó la muerte de 44 personas y dejó damnificadas a más de 22.000, así como millonarias pérdidas materiales que aun cuantifica el Gobierno.

En Centroamérica, EE.UU. otorgó el TPS a Nicaragua y Honduras en 1999, por el desastre causado por el huracán "Mitch", y a El Salvador tras dos terremotos que causaron graves daños al país en enero y febrero de 2001.

Pérez Molina dijo hoy que si fuera necesario, su Gobierno contratará a una firma internacional de "lobby", para que haga cabildeo del más alto nivel ante la Casa Blanca y el Congreso estadounidense, ya que el TPS "beneficiará a más de un millón de familias" que dependen de las remesas que reciben de sus parientes radicados en EE.UU.

El presidente señaló que la reunión que solicitó la semana pasada con su homólogo Barack Obama para tratar el tema personalmente, no podrá celebrarse hasta después de que el gobernante de EE.UU. inicie oficialmente su segundo mandato, en enero próximo.

No obstante, dijo que el canciller de Guatemala, Harold Caballeros, mantiene comunicación constante con el Departamento de Estado estadounidense como parte de la campaña diplomática emprendida por el país centroamericano.

En Estados Unidos, según la cancillería, viven 1,3 millones de guatemaltecos, el 60 % en condición de indocumentados.