Al menos seis personas fallecieron a causa de la bacteria Clostridium difficile, y otras 46 que han sido contagiadas son atendidas en el Hospital de la Caja de Seguro Social (CSS) de la ciudad panameña de David, fronteriza con Costa Rica, informó hoy una fuente oficial.

El director médico del Hospital Rafael Hernández de la CSS, en David, Eric Miranda, dijo a periodistas locales que esta bacteria existe desde hace varios años en los hospitales del país pero que hace unos meses se detectó una nueva cepa más letal, la Clostridium difficile LAP 1 027.

Miranda matizó que no se ha podido determinar si los seis decesos fueron a causa de la nueva cepa de esta bacteria nosocomial, que es más virulenta, aunque estos pacientes ya habían contraído la Clostridium difficile.

También explicó que el contagio se puede producir al tocar a un paciente, por lo que recomienda a los que realizan visitas al hospital mantener las medidas de higiene, como el lavado de manos.

Miranda agregó que desde que fue detectado el aumento de casos se siguieron las recomendaciones de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y se ha logrado controlar la situación.

El Hospital Rafael Hernández está ubicado a unos 500 kilómetros al oeste de la capital panameña, en la ciudad de David, cabecera de la provincia de Chiriquí.

Por su parte, el ministro panameño de Salud, Javier Díaz, señaló a periodistas que la nueva cepa es más resistente a los antibióticos que se recetan para enfermedades gastrointestinales.

Un informe entregado por el personal médico del Hospital señala que desde que se detectaron los primeros seis casos en agosto de este año, la mayor cantidad de infectados se registró en octubre pasado, con un total de 18.

Hasta el momento, de los 46 contagiados, se mantienen hospitalizados una docena, seis de los cuales se encuentran aislados, mientras se espera que otros cinco sean dados de alta mañana, según la información.