El déficit comercial español acumulado hasta septiembre disminuyó un 25,1 % con respecto al registrado en el mismo periodo de 2011 gracias al dinamismo de las exportaciones.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Economía y Competitividad, las exportaciones crecieron el 3,7 % y sumaron 164.027,5 millones de euros, mientras que las importaciones disminuyeron el 1,6 % y alcanzaron un valor de 190.591,5 millones.

La tasa de cobertura (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se situó en el 86,1 %, 4,4 puntos más que la registrada entre enero y septiembre de 2011.

El comercio exterior es uno de los sectores que mejor se están comportando en medio de la profunda crisis que vive España desde el 2007, que mantiene la economía en crecimiento negativo y ha causado una gran destrucción de puestos de trabajo hasta elevar el desempleo al 25 por ciento.