Cuando falta un mes para el inicio de la nueva era maya, el 21 de diciembre, el Gobierno de Guatemala prepara una celebración "austera y espiritual", sin la presencia de las luminarias mundiales inicialmente anunciadas, debido al poderoso sismo que el pasado día 7 dejó 44 muertos y millonarias pérdidas.

El secretario de Comunicación de la Presidencia, Francisco Cuevas, dijo hoy a Efe que la emergencia por el terremoto, de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter, ha obligado al Gobierno del presidente Otto Pérez Molina a reducir al máximo los recursos a invertir en la festividad por el 13 B'aktun, hasta los 50.000 dólares.

El Ejecutivo había anunciado en agosto pasado que invitaría a gobernantes, premios Nobel, intelectuales y artistas como la banda de rock irlandesa U2 o el tenor español Plácido Domingo a una llamada Cumbre de la Humanidad, para celebrar el inicio de "la nueva era de la humanidad" según la cultura maya.

Cuevas señaló este miércoles que "aunque se mantienen" los planes de "celebrar con solemnidad" la fecha, los pomposos festejos en los que se pretendía reunir a las "mentes más brillantes" del planeta ya no se darán.

"Hemos reducido todo a actividades espirituales, solemnes, pero modestas y austeras, académicas y religiosas, porque la situación del país no está para otra cosa" tras el poderoso terremoto, explicó Cuevas.

El presidente Pérez Molina, junto a los miembros de su gabinete y familia, así como "algún presidente centroamericano y otras personalidades internacionales", encabezarán las actividades oficiales, dijo el secretario sin más precisiones.

Los festejos oficiales se realizarán en el parque nacional Tikal, a 500 kilómetros al norte de la capital guatemalteca y considerado el "corazón" de la ancestral cultura maya.

La idea es recibir con una ceremonia espiritual oficiada por sacerdotes mayas en la plaza central de Tikal, frente a los imponentes templos sagrados construidos por esa cultura hace más de 2.000 años, el inicio de la nueva era que se concretará a la media noche del 20 de diciembre, dijo Cuevas.

Explicó que las actividades oficiales se extenderán durante todo el día 21 de diciembre con juegos de pelota maya, un festival gastronómico, conferencias de expertos sobre esta milenaria cultura, y una exposición de artesanías encontradas en las diversas ciudades mayas de Mesoamérica.

En Petén, el norteño departamento donde se encuentra Tikal, todos los hoteles tienen llenos a reventar para la fecha y los restaurantes esperan una masiva asistencia de turistas.

Sin embargo, operadores turísticos temen se empiecen a cancelar las reservas debido al desinterés que pueda provocar la ausencia de las anunciadas celebridades mundiales en los festejos del 13 B'aktun.

Por su parte, alejados de las actividades oficiales y de manera alternativa, la Conferencia Nacional de Ministros de la Espiritualidad Maya de Guatemala "Oxlajuj Ajpop", realizará sus propias festividades de carácter "espiritual, social y científica" para celebrar la ocasión.

"Nuestras actividades son propias, son mayas, de acuerdo a los principios, costumbres y tradiciones mayas que se mantienen vigentes", y consistirán en ceremonias tradicionales y algunas discusiones académicas explicó a Efe Felipe Gómez, director de "Oxlajuj Ajpop".

Las celebraciones alternativas se realizarán entre el 18 y 21 de diciembre en las ciudades sagradas de Saq Ulew (Huehuetenango), Q'umarkaj (Quiché), Iximché (Chimaltenango), Kaminal Juyu (capital) y Tikal (Petén).

Así como en los lugares naturales de Chu saqbrib'al (Quiché), Pa Su'n (Chimaltenango), B'alam Ab'aj (Sololá), Tz'unun (Petén), Q'ana Itzam y Chi' B'atz (Alta Verapaz).

Según la tradición astronómica maya, el 21 de diciembre de 2012, cuando concluye el período de "cuenta larga" de su calendario, finaliza el "quinto sol" y da inicio una nueva era para la humanidad.

Las evidencias científicas encontradas en estelas, esfinges y códices mayas señalan que el "quinto sol" del calendario de "cuenta larga" comenzó el 13 de agosto del año 3.114 antes de Cristo, y concluirá el 21 de diciembre de 2012, con la celebración del 13 B'aktun.