El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, afirmó hoy en Sao Paulo que invertir en educación es "esencial" para el desarrollo, al participar en la entrega de premios del programa Santander Universidades a 21 proyectos de investigación de instituciones brasileñas de educación superior.

"En este siglo XXI, la economía del conocimiento y del talento se está consolidando como elemento esencial para el desarrollo sostenible de la sociedad", afirmó Botín en el acto, en el que el programa Santander Universidades entregó los premios que superaron el millón de reales (unos 500.000 dólares).

Para Botín, los 16 años de "alianza estratégica" entre el Santander y las universidades han permitido "impulsar y facilitar la formación de nuevas generaciones de universitarios" y convertir al banco en el primero de Europa y de América Latina que "más recursos dedica en el mundo" para las universidades.

La iniciativa Santander Universidades respalda trabajos de investigación en 1.032 universidades de 17 países con acuerdos integrales de cooperación, 419 de ellos con instituciones académicas brasileñas, que en los últimos cinco años recibieron cerca de 30.000 becas de estudio.

"No hay mejor inversión a futuro que invertir en la educación y la investigación", subrayó Botín, quien anunció ante los cerca de 200 rectores presentes que para los premios de 2013 el banco español destinará recursos por valor de dos millones de reales (cerca de un millón de dólares), el doble que este año.

El ministro de Educación de Brasil, Aloizio Mercadante, resaltó la "necesidad" de poner a la educación como una de las "prioridades" del país y mejorar así los niveles de alfabetización en la enseñanza básica, considerada por el funcionario como un "pilar" para alcanzar la "excelencia y calidad" del sistema educativo.

Mercadante, que en su discurso destacó la "tradición" de la educación universitaria española y su influencia en Latinoamérica, reafirmó el "compromiso" del Gobierno brasileño con las universidades y valoró el apoyo para conseguir ese objetivo de empresas privadas como el Santander.

En representación del medio académico, el rector de la Universidad de Sao Paulo (USP), Joao Grandino Rodas, reconoció "la necesidad de la premiación" para las iniciativas de investigación en la educación superior.

"Esto demuestra a todos los brasileños que con la educación hay grandes esperanzas, incluso a pesar de muchos haber nacido sin una perspectiva económica muy grande", puntualizó el rector.

Los premios Santander Universidades, creados en 2005 para "convertir en realidad" los proyectos de universitarios, docentes y centros de educación superior, han recibido en ocho ediciones cerca de 28.000 inscripciones, de las cuales 98 han sido premiadas con ayudas por un total de 4,9 millones de reales (unos 2,45 millones de dólares).

Para este año, los 10.252 proyectos de 599 universidades brasileñas que concursaron fueron divididos en las categorías Ciencia e Innovación, Emprendedores, Universidad Solidaria y Guía del Estudiante-Destacado del Año, con 21 vencedores y 49 finalistas.

"La octava edición de los premios terminó superando todas nuestras expectativas", expresó Botín, quien señaló hubo un 67 por ciento más de inscritos que en 2011.

Los vencedores de la categoría Ciencia e Innovación, que fue dividida en cuatro subgrupos, recibieron un premio de 50.000 reales (unos 25.000 dólares) para uso libre y becas de estudio en universidades iberoamericanas cada una por un valor de 5.000 euros (unos 6.412 dólares).

En las otras categorías, los ganadores obtuvieron recursos por valor de 50.000 reales (unos 25.000 dólares) para desarrollar y ejecutar sus proyectos y becas de especialización en instituciones brasileñas y en el Babson College, de Estados Unidos.