Al menos diez personas han muerto y otras 2.288 han sido infectadas por el brote de dengue que se presenta desde octubre pasado en la región amazónica de Ucayali, informó hoy el Ministerio de Salud de Perú en un comunicado.

Aunque las víctimas se concentran en Pucallpa, la capital de Ucayali, los casos de contagio ya se han extendido a regiones vecinas como San Martín y La Libertad por personas que viajaron a la zona del foco infeccioso.

Los análisis hechos por los equipos del Ministerio de Salud determinaron que la variedad del virus es una de las más graves, fijada en el serotipo 2 del genotipo América/Asia.

Para frenar su expansión, el Centro Operaciones de Emergencia Regional (COER) fumigará los lugares con mayor población de mosquitos adultos y buscará eliminar las larvas de este insecto, en una intervención que abarcará a más de 60.000 viviendas en Ucayali.

De momento ya se hizo esta intervención en 14.138 inmuebles previstos en el plan de control de brote para prevenir a una población de más de 300.000 personas.

Las recomendaciones del ministerio para la población local pasan por mantener adecuadamente tapados y limpios los recipientes donde se almacena el agua de consumo humano y desechar todo recipiente inservible que pueda contener agua en la que se pueda criar el mosquito portador del virus del dengue.