El base Jeremy Pargo se encargó de dirigir el juego de los Cavaliers de Cleveland ante la baja por lesión del australiano Kyrie Irving y anotó 28 puntos que permitieron a su equipo vencer por 92-83 a los Sixers de Filadelfia.

La baja de Irving, el base titular y jugador franquicia de los Cavaliers, que se perderá al menos un mes de competición al sufrir una fractura en el dedo índice de la mano izquierda, no afectó la moral del equipo que tuvieron en Pargo al factor sorpresa, que además de líder encestador también aportó cinco rebotes y cuatro asistencias.

Junto a Pargo, que estableció su mejor marca profesional, el escolta novato Dion Waiters, llegó a los 16 puntos y fue el segundo máximo encestador de una lista de cinco jugadores de los Cavaliers, incluido el pívot brasileño Anderson Varejao, que tuvieron dobles dígitos.

Varejao también fue el líder indiscutible en el juego de los Cavaliers bajo los aros al conseguir 19 y concluir el partido con otro doble-doble.

El pívot internacional brasileño jugó 34 minutos en los que anotó 3 de 10 tiros de campo y 4-5 desde la línea de personal, 12 de los 19 rebotes fueron defensivos, dio dos asistencias y recuperó un balón.

El alero Alonzo Gee consiguió 14 puntos y completó la lista de cuatro titulares de los Cavaliers (3-8), que tuvieron 10 o más tantos, y que le ayudaron a romper racha de seis derrotas consecutivas.

Los Sixers (7-5) fueron guiados por el base Jrue Holiday y el escolta Jason Richardson, que aportaron 16 puntos cada uno.

El escolta-alero reserva Nick Young consiguió 13 puntos y el alero Evan Turner logró un doble-doble de 12 tantos y 10 rebotes.