Turquía va a solicitar a la OTAN la instalación de baterías de misiles Patriot en su frontera con Siria, según anunció hoy el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu.

"La frontera turco-siria es también una frontera de la OTAN. Si hay violaciones de fronteras y otros riesgos y si la misión de la OTAN es la seguridad de sus fronteras, la seguridad de la frontera está bajo el paraguas de seguridad común", declaró Davutoglu en Ankara antes de partir hacia Gaza.

El ministro anunció que se está trabajando en el tema de los misiles tierra-aire Patriot y que el proceso oficial de solicitud será completado en breve.

"Formular la petición no tomará mucho tiempo. Estamos en la fase final", concretó Davutoglu, quien insistió en que se trata de una medida defensiva y no una amenaza contra nadie.

Esta petición tiene que ver con la repetida caída de proyectiles sirios sobre suelo turco y el aumento de los combates entre tropas sirias y rebeldes a pocos metros de la frontera con Turquía.

Alemania, Holanda y Estados Unidos son los países de la Alianza en disposición de facilitar rápidamente esos equipos, según fuentes de la OTAN.