Pescadores valencianos", uno de los primeros óleos que Joaquín Sorolla pintó en el exterior, fue vendido hoy por 3,73 millones de libras (5,93 millones de dólares) en la sala de subastas londinense Sotheby's, batiendo su récord en libras.

El óleo superó el récord de cotización en libras del artista español, por delante de "La hora del baño" (1904), que se remató en 2003 en la misma sala de Londres por 3,7 millones de libras.

La obra, adquirida por una fundación europea, superó en la subasta su precio estimado, que se había situado entre 1 y 1,5 millones de libras (de 1,59 a 2,385 millones de dólares) y fue la estrella de una venta de 124 lotes de pintura europea de los siglos XIX y XX.

El cuadro que Sorolla (1863-1923) pintó en la playa de su Valencia natal, en 1895, resultaría clave para su posterior reconocimiento internacional.

Un año antes, el español había creado "Vuelta a la pesca", una pintura de gran formato que exhibió en el Salón de París de 1895 y fue adquirida después por el Museo de Luxemburgo (en la actualidad se encuentra en el Museo D'Orsay de la capital francesa).

Tras ese éxito, Sorolla mostró en la Exposición Internacional de Arte de Berlín, en 1896, "Pescadores valencianos", uno de los primeros cuadros que pintaba en el exterior y que resultó galardonado por unanimidad con una medalla de oro.

La obra fue adquirida por la Nationalgalerie de Berlín, en cuyas paredes colgó durante 34 años junto a obras de Manet, Renoir y Monet, entre otros, para pasar después a manos privadas, cuando el consejo del museo decidió en 1930 deshacerse de todos los trabajos que no fueran de origen alemán.

Desde entonces, el lienzo, de 65 por 87 centímetros y en un estado de conservación "excelente", según la sala de subastas, ha sido incluido en diversas exposiciones en Europa y Estados Unidos, entre ellas la retrospectiva que dedicó al autor el Museo del Prado, en 2009.

El óleo rinde un homenaje al quehacer de los pescadores de la tierra natal del pintor y capta con destreza el reflejo de un sol radiante en la espuma del mar, describe Sotheby's.

En esa misma subasta quedó sin comprador el cuadro "La Oterito" del español Ignacio Zuloaga, un "provocador" desnudo que salía por vez primera al mercado por un precio estimado de entre 500.000 y 700.000 libras (de 795.000 a 1.113.290 dólares).

Por otra parte, "Julia", un retrato en el que el también español Ramón Casas plasmó en 1908 a su musa, amante y finalmente esposa, Julia Peraire, se remató por 283.250 libras (450.000 dólares).