El presidente del Senado de Illinois John Cullerton quiere que sea aprobado un proyecto de ley la próxima semana que daría licencia de conducir a los inmigrantes que viven de manera ilegal en el país.

Y el gobernador Pat Quinn dijo que lo firmará en cuanto llegue a su escritorio.

Quinn y Cullerton, demócratas, acudieron el martes a una conferencia de prensa bipartidista a la que asistió el ex gobernador Jim Edgar y la contralora Judy Baar Topinka, ambos republicanos.

Edgar sostiene que el proyecto de ley es beneficioso porque someter a prueba a esos conductores hará más seguras las carreteras. Además, permitirá a unos 250.000 inmigrantes obtener seguro para sus vehículos.

Edgar indicó además que los republicanos necesitan demostrar a los hispanos y a otros inmigrantes que se preocupan por ellos. Los hispanos votaron masivamente en los últimos comicios por el presidente Barack Obama.