El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) de Paraguay admitió hoy que hay que "depurar" las listas de afiliados "sin consentimiento" de los partidos, ante las denuncias suscitadas por el padrón presentado por el Partido Colorado para sus elecciones internas.

En un comunicado, el TSJE se deslindó de toda responsabilidad en la elaboración de los padrones partidarios, "que son de exclusivo manejo de los partidos", y aseguró que su única competencia es la de certificarlos.

Al tiempo, anunció que funcionarios del TSJE se reunirán con responsables de los partidos para "buscar los mecanismos más viables para responder a las denuncias de la ciudadanía respecto a las afiliaciones sin consentimiento".

La Alianza Nacional Republicana (ANR) o Partido Colorado presentó el pasado día 9 un padrón de 1.989.416 afiliados habilitados para votar en los comicios internos de la agrupación, que se celebrarán el 9 de diciembre próximo.

De esas internas saldrán los candidatos colorados a la Presidencia, las cámaras legislativas y las gobernaciones regionales en los comicios generales del 21 de abril de 2013.

El último censo nacional de votantes del TSJE, actualizado a finales de mayo, registra a un total de 3.344.585 personas con derecho a voto en Paraguay.

El padrón presentado por la ANR llevó al asesor jurídico del TSJE, Carlos María Ljubetic, a declarar este fin de semana que la única explicación posible para esa cifra de afiliados es que se hubieran falsificado firmas de presuntos solicitantes.

El TSJE explicó hoy que un ciudadano que pueda "estar afiliado a más de un partido político y que manifiesta que fue en contra de su voluntad tiene que recurrir a la agrupación correspondiente" para que le den de baja en su padrón.

El Tribunal concretó que, para certificar los padrones de los partidos, harán un doble procedimiento de depuración con cruce de datos: primero excluyendo a fallecidos, condenados judicialmente o en servicio militar, y después cotejando si están inscritos en el Registro Cívico Permanente (censo nacional de votantes).

Pero insistió en que, finalmente, "corre a cuenta de los partidos políticos la exclusión de las personas con doble o triple afiliación" de sus padrones.