El Gobierno francés aseguró hoy que "Francia sigue siendo un valor seguro", a pesar de que la agencia de calificación de riesgos Moody's le haya arrebatado el sobresaliente financiero.

"Francia sigue siendo un valor seguro, en segunda posición detrás de Alemania", declaró a la emisora "France Info" la portavoz del Ejecutivo francés, Najat Vallaud-Belkacem.

La portavoz gubernamental precisó que su intención no es "relativizar" la decisión de Moody's, que se convirtió anoche en la segunda gran agencia que le quita la mejor calificación financiera o "triple A" a Francia, después de que el pasado enero hiciera lo mismo la agencia Standard & Poor's.

Entonces, aquella decisión no se tradujo en un incremento de los intereses que Francia paga por su deuda, que se sitúan en mínimos históricos.

El ministro de Economía francés, Pierre Moscovici aseguró, en un comunicado al conocerse la decisión de Moody's, que Francia sigue siendo un país de los que tienen más liquidez y de los más seguros de la zona euro.

El titular francés de Finanzas ofrecerá hoy una rueda de prensa para pronunciarse personalmente sobre la decisión de Moody's, que sitúa la nota de la deuda francesa a largo plazo en Aa1 con perspectiva negativa.