El Consejo Nacional Electoral (CNE) rechazó la candidatura del ex jefe de Estado asilado en Panamá, Abdalá Bucaram, del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), para las elecciones presidenciales de 2013, en las que busca la reelección el actual gobernante Rafael Correa.

"El binomio Abdala Bucaram Ortiz y Denny Cevallos Capurro, no calificó la candidatura por haber incumplido en las disposiciones constitucionales legales y reglamentarias del ordenamiento jurídico vigente", señala el CNE en su pagina de internet.

Añade que tampoco se cumplió con la "disposición sexta del reglamento interno de elecciones del PRE, verificándose la falta de aceptación expresa en el acta de proclamación de candidatos. Y en el caso de la vicepresidenta se evidencia que ejerció sus funciones de Asambleísta, luego de su inscripción como candidata, pese a estar impedida, incumpliendo lo que dispone la Ley".

En su cuenta de twitter, Bucaram, asilado en Panamá hace quince años rechazó la decisión del CNE.

Por otra parte, el CNE aprobó la inscripción de las candidaturas presidenciales y para la vicepresidencia del Partido Sociedad Patriótica (PSP), liderado por el expresidente Lucio Gutiérrez, y del Movimiento Creando Oportunidades (CREO), del exbanquero Guillermo Lasso.

Previamente, el CNE había aceptado las inscripciones de las candidaturas del Movimiento Ruptura y de la Alianza Plurinacional de Izquierdas (MPD-Pachakutik), liderados por Norman Wray y por Alberto Acosta, respectivamente, ambos exaliados de Correa.

Asimismo, había aceptado las candidaturas del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), del magnate bananero Álvaro Noboa, y el Movimiento Patria Altiva I Soberana (PAIS), encabezada por Correa.

Para los comicios del próximo 17 de febrero se ha inscrito también Mauricio Rodas, del movimiento Suma.

Según una encuesta de la firma Cedatos-Gallup difundida ayer, Correa vencería en la primera vuelta en los comicios de febrero de 2013 con el 52 % de la intención de voto, seguido por Lasso con el 21 %, Gutiérrez con el 9% y Acosta con 8%.

Tras el cierre la semana pasada de las inscripciones de los candidatos, el CNE avanza en el análisis de las postulaciones para las elecciones de febrero, que también serán legislativas.

Ese órgano debe certificar que los candidatos cumplan los requisitos legales para concurrir a las elecciones.