Los 576 kilos de cocaína que supuestamente iban a ser embarcados en una avioneta interceptada ayer en la zona costera de Ecuador tenían como destino Honduras, según informó hoy el Ministerio del Interior de este país andino.

"Las investigaciones preliminares nos llevan a establecer que la droga tenía como destino Centroamérica, específicamente Honduras, para de ahí ser trasladado a los mercados de consumo", informó el Ministerio en un comunicado.

En la operación, conocida como "Danubio azul", la policía detuvo a ocho ecuatorianos y mantiene en custodia a un menor de edad.

El ministro del Interior, José Serrano, informó ayer de que la Policía interceptó una avioneta que supuestamente iba a ser cargada con la cocaína en una pista de aterrizaje clandestina.

El funcionario dijo en su cuenta en Twitter que agentes anti-narcóticos y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), un cuerpo de elite de la policía, allanaron la pista y detuvieron allí a las ocho personas, además de hallar la cocaína.

En el operativo los agentes también se hicieron con cuatro vehículos.

La avioneta intentaba aterrizar en la pista, pero al percatarse de la operación policial, se alejó y tocó tierra en el kilómetro 62 de la carretera que une Guayaquil con la ciudad costera de Salinas, donde los tripulantes la abandonaron.

En junio pasado, la policía encontró otra avioneta que supuestamente se usaba para el narcotráfico, después de que un mes antes se estrellara otro aparato, con matrícula mexicana, que las autoridades ecuatorianas sospechan que se empleaba para el mismo fin.

En el lugar del accidente hallaron 1,3 millones de dólares en una maleta y los cuerpos de dos mexicanos.

La Policía descubrió posteriormente un laboratorio para procesar cocaína cerca del sitio donde cayó la aeronave, que había entrado en Ecuador de forma ilegal.