El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, afirmó hoy que la recalificación a la baja de la deuda de Francia "no es un drama" y añadió que se trata simplemente de una "pequeña advertencia" en dirección a París.

La credibilidad de la deuda francesa "ha descendido un poco", afirmó Schäuble, durante el debate en el Parlamento alemán (Bundestag) sobre los presupuestos del Estado de 2013, después de que la agencia Moody's bajara la nota del "Aaa" a "Aa1" con perspectiva negativa.

"La calificación de Francia sigue siendo muy estable", enfatizó Schäuble, por lo que no hay motivo para caer en "pronósticos dramáticos".

La agencia de calificación de riesgos Moody's rebajó ayer la nota de la deuda del país desde la matrícula de honor o "Aaa" hasta el sobresaliente alto o "Aa1", con perspectiva negativa.

Moody's se convirtió así en la segunda gran agencia que le quita la mejor calificación financiera a Francia, después de que el pasado enero hiciera lo mismo Standard & Poor's.