La racha ganadora de Los Ángeles Clippers continuó esta vez a domicilio por 87-92 a los Spurs de San Antonio con el base Chris Paul como su líder destacado.

Paul aportó 19 puntos y ocho asistencias que lo dejaron como el líder del ataque de los Clippers que tuvieron a cinco jugadores con dobles dígitos, a pesar que fallaron en los triples al anotar sólo uno de 12 intentos y 11 de 19 desde la línea de personal.

Pero Paul anotó canasta a falta de 24,6 segundos del tiempo reglamentario y le dio la ventaja parcial de 87-91 que sería decisiva.

El escolta Gary Neal falló un intento de triple en la siguiente posesión de balón de los Spurs y el base Eric Bledsoe capturó el rebote con el que forzó la personal y anotó uno de los dos tiros que sellaron la victoria de los Clippers.

El ala-pívot Blake Griffin consiguió un doble-doble de 16 puntos, 12 rebotes y recuperó un balón que ayudaron a los Clippers (8-2) a lograr la sexta victoria consecutiva la mejor racha actual en la NBA después de que esta noche los Grizzlies de Memphis rompieron la de ocho que tenían en su poder.

La victoria fue también la segunda que logran esta temporada contra los Spurs, mandando una clara señal de que están listos de verdad para ser un equipo con aspiraciones serias a luchar por el título.

De momento, los Clippers son los líderes destacados en la División Pacífico y comparten la mejor marca de la Conferencia Oeste con los Grizzlies.

El alero Matt Barnes aportó 14 puntos, nueve rebotes, tres recuperaciones de balón y una asistencia que lo dejaron como el sexto hombre del equipo y del partido.

El pívot DeAndre Jordan también hizo una buena labor al anotar 13 puntos, capturar cinco rebotes y poner dos tapones que lo proyectan cada vez más como otro de los jóvenes valores de la NBA.

El veterano ala-pívot Tim Duncan volvió a ser el líder de los Spurs al conseguir un doble-doble de 20 puntos, 14 rebotes, dos tapones y una asistencia.

Pero no pudo salvar a su equipo porque el base francés Tony Parker, que aportó 11 puntos y seis asistencias no anotó los puntos decisivos como sí hizo Paul.

El escolta argentino Manu Ginóbili tampoco estuvo acertado en los tiros a canasta al fallar 8 de 11, incluidos dos de tres desde fuera del perímetro.

Ginóbili jugó 28 minutos y aportó 15 puntos, ocho logrados desde la línea de personal, desde donde hizo 10 tiros, capturó cinco rebotes y repartió cinco asistencias.

El ala-pívot brasileño Tiago Splitter jugó 17 minutos y fue el jugador más eficaz del ataque de los Spurs al estar perfecto después de aportar nueve puntos (2-2, 0-0, 5-5), cinco rebotes y puso un tapón.