Cuatro californianos, uno de ellos de origen mexicano, han sido acusados de hacer planes para asesinar a estadounidenses y destruir objetivos norteamericanos en el extranjero al unirse a al-Qaida y el Talibán en Afganistán, dijeron el lunes las autoridades federales.

Los acusados, uno de ellos ex miembro de la fuerza aérea de Estados Unidos, fueron detenidos por tramar atacar bases militares e instalaciones gubernamentales, y por planear realizar una "yihad violenta", dijo la vocera del FBI Laura Eimiller.

Una denuncia federal difundida el lunes indicó que Sohiel Omar Kabir, de 34 años, presentó a otros dos hombres la doctrina islamista de Anwar al-Awlaki, un cabecilla de al-Qaida muerto. Kabir estuvo en la fuerza aérea del 2000 al 2001.

Otros dos hombres — Ralph Deleon, de 23 años, y Miguel Alejandro Santana Vidriales, de 21 — se convirtieron al islamismo en el 2010 y comenzaron a conversar con Kabir y otros en internet sobre la yihad, además de colocar material extremista en Facebook.

El último de los cuatro fue Arifeen David Gojali, de 27 años.

Las autoridades sostienen que en llamadas a través de Skype a Afganistán, Kabir dijo al trío que organizaría encuentros para que conocieran terroristas.

El trío hizo planes para partir a mediados de noviembre y realizar atentados en Afganistán y Yemen.

De ser declarados culpables, cada uno encara una pena máxima de 15 años en una prisión federal.

Kabir se encuentra detenido en Afganistán. Los otros tres comparecieron el lujes ante el juez en Riverside.

Kabir es un estadounidense naturalizado nacido en Afganistán. Santana nació en México, y Deleon en las Filipinas. Estos dos últimos residen legalmente en Estados Unidos y Gojali es ciudadano estadounidense.