Una noche después de haber demostrado ante Los Ángeles Lakers que son un equipo en plena reconstrucción, los Rockets de Houston no tuvieron descanso y llegaron a Salta Lake, donde los Jazz se impusieron por 102-92.

El escolta-alero reserva Gordon Hayward anotó 15 puntos que lo dejaron como el sexto hombre del equipo y líder de una lista de cinco jugadores de los Jazz que tuvieron dobles dígitos.

Entre ellos estuvo el escolta Randy Foye, el que le ha quitado el puesto de titular a Hayward, que aportó 14 puntos, incluidos cuatro tiples.

Mientras que el pívot Al Jefferson volvió a dominar en el juego bajo los aros y aportó un doble-doble de 14 puntos, 16 rebotes, dos asistencias y puso un tapón.

El ala-pívot Paul Millsap llegó a los 10 tantos, capturó ocho rebotes y puso dos tapones que también ayudaron a los Jazz a conseguir 55 balones bajo los aros por 49 de los Rockets.

La victoria fue la segunda consecutiva de los Jazz (6-6) que empataron su marca y siguen perfectos en su campo del EnergySolutions Arena, de Salt Lake City, tras haber ganado los cuatro partidos que han disputado.

Los Rockets (4-7), que al descanso estaban abajo 17 puntos en el marcador (61-44), intentaron la remontada y en la recta final del tercer periodo se pusieron a nueve, pero con su líder encestador, el escolta James Harden sentado en el banquillo a tener fiebre y problemas respiratorios debido a una afección bronquial, no pudieron aspirar al triunfo.

Harden sólo pudo jugar 17 minutos y aportó seis puntos (1-6, 1-2, 3-3), repartió tres asistencias y capturó dos rebotes, pero no pudo seguir en la segunda parte.

El ala-pívot Patrick Patterson consiguió su mejor marca de la temporada al anotar 19 puntos y fue el máximo encestador de los Rockets, que también tuvieron el apoyo del base de origen taiwanés Jeremy Lin, que firmó 13 tantos, pero falló 10 de 15 tiros de campo.

El alero Chandler Parsons logró un doble-doble de 11 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias, sin embargo, como le sucedió a Lin no estuvo inspirado en el juego ofensivo y falló 8 de 11 tiros de campo.

El escolta-alero argentino Carlos Delfino siguió sin jugar al volver a tener problemas con la ingle como le sucedió el año pasado cuando jugaba con los Bucks de Milwaukee.