El Nikkei avanzó hoy por cuarta jornada consecutiva y cerró en su máximo en dos meses, después de que el yen mantuviera su tendencia a la baja ante la posibilidad de nuevas medidas de flexibilización monetaria tras las elecciones anticipadas de diciembre en Japón, según los analistas.

El selectivo Nikkei subió 129,04 puntos, un 1,43 por ciento, y quedó en 9.153,20 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 10,82 puntos, un 1,44 por ciento, hasta los 762,16 puntos.

De los 33 sectores que forman el parqué tokiota, los de las eléctricas, petroleras y alimentación lideraron las ganancias, mientras que el metalúrgico fue el único en retroceder.

La convocatoria de comicios anticipados el 16 de diciembre y una posible victoria de Shinzo Abe, ex primer ministro nipón y líder del opositor Partido Liberal Demócrata (PLD), impulsaron al Nikkei, al manifestar el candidato su intención de apoyar medidas profundas de flexibilización económica.

Esa posibilidad hizo que el dólar se llegase a intercambiar hoy en Tokio en su máximo en cerca de siete meses, en la banda media de los 81 yenes, lo que beneficia a las principales empresas exportadoras, un pilar que supone cerca del 40 % del producto interior bruto (PIB) del país.

Por su parte, el euro también se apreció con respecto a la divisa japonesa en Tokio, donde se cambiaba hoy en la banda alta de los 103 yenes.

Además, el Nikkei reflejó los buenos resultados del viernes en Wall Street, después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, mantuviera una reunión con el Congreso positiva para evitar el temido "precipicio fiscal" en el país, según los expertos.

Los principales exportadores nipones cerraron con ganancias, con subidas como las de Toyota Motor (1,4 %), Canon (4,5 %) o Nikon (4,7 %).

Los valores con intereses en la economía china también se mostraron sólidos. En este sentido, el fabricante de maquinaria de construcción Komatsu ganó un 3,4 % y el de robótica Fanuc avanzó un 3,2 %.

La tabacalera Japan Tobacco se disparó un 6,5 % después de que Ministerio nipón de Finazas haya decidido no vender sus acciones de la compañía este año ante las condiciones del mercado y la inestabilidad política en el país.

En la primera sección ganaron terreno 1.355 valores, frente a 235 que concluyeron en negativo y 94 que terminaron en tablas.

En total cambiaron de manos 2.013,95 millones de acciones, por debajo de los 2.582,66 millones del viernes.