La Audiencia Provincial de Viena juzga desde hoy a la hispano-mexicana Estibaliz Carranza, acusada de matar y descuartizar a su exmarido y a su exnovio, cuyos restos ocultó en el sótano de la heladería que regentaba.

El estudio sicológico practicado a la acusada concluye que es responsable de sus actos y puede ser juzgada y condenada, aunque la psiquiatra autora del informe advierte de una patología de transtorno de la personalidad y de un elevado riesgo de que reincida.

La Fiscalía ha pedido el ingreso de Carranza, de 34 años, en un centro para delincuentes con desequilibrios mentales.

También la defensa hará de sus problemas sicológicos un pilar esencial de su estrategia en el juicio, al entender que Estíbaliz Carranza, nacida en México y cuya familia reside ahora en Barcelona (España) es un caso claro de capacidad de culpa disminuida.

El relato de los hechos de la Fiscalía afirma que en abril de 2008 la acusada disparó por la espalda a su entonces exmarido, cuyo cadáver descuartizó y congeló. Meses después, cubrió los restos con cemento y los ocultó en el sótano de la heladería que regentaba.

Dos años después, argumenta la Fiscalía, Carranza disparó cuatro veces a su nueva pareja mientras dormía y troceó y ocultó el cuerpo en el mismo sótano.

Según explicó a Efe Werner Tomanek, uno de los letrados que la defiende, Carranza siempre se sintió atraída por hombres muy dominantes que la tenían bajo control y que la acusada no fue capaz de terminar esas relaciones de otra forma distinta.

"Ella era capaz de ver lo que hacía, pero no de manejar esa comprensión de forma adecuada. Algo no funcionó en ella", explicó el abogado.

Otros de sus abogados es Rudolf Mayer, que defendió a Josef Fritzl, conocido como el "monstruo de Amstetten" por haber encerrado en un sótano y violado a su propia hija durante 24 años.

Carranza afronta penas que van desde los 20 años a cadena perpetúa, y está previsto que la sentencia sea dictada entre el jueves o viernes de esta misma semana.

Desde que el caso salió a la luz al descubrirse de forma fortuita los cadáveres en junio de 2011, la atención mediática ha sido enorme y la acusada ha sido incluso apodada por la prensa sensacionalista austríaca como la "Dama de hielo", en referencia a la heladería que regentaba en Viena.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino